5 consejos para recordar nuevo vocabulario

Home / Cursos de idiomas / 5 consejos para recordar nuevo vocabulario

5 consejos para recordar nuevo vocabulario

Aprender vocabulario es esencial a la hora de estudiar un idioma. Algunos dicen que, en términos generales, se necesita un vocabulario de aproximadamente 20.000 palabras antes de alcanzar fluidez.  Pero para muchos, el aprendizaje de nuevas palabras es simplemente una cuestión de memorización y una aburrida e interminable pérdida de tiempo. Aprender nuevo vocabulario no tiene por qué ser difícil. Hoy veremos 5 consejos para ayudarte a recordar nuevas palabras en inglés, alemán o ruso.

Utiliza tarjetas flash

Las flash cards son palabras, imágenes, símbolos o números, en uno o ambos lados, usadas para adquirir diversos conocimientos a través de la relectura del conjunto de tarjetas. En un lado de la tarjeta se escribe una pregunta y en el otro la respuesta.  En la web de cram.com (cram significa “estudiar un montón” en argot inglés), se han creado alrededor de 66 millones de flashcards sobre una amplia variedad de temas como por ejemplo los idiomas y el aprendizaje de nuevo vocabulario.

Lleva un diario

Al final del día, escribe alguna anotación a modo de diario en el idioma que estas aprendiendo con todas las cosas que hiciste durante el día. Imagina que se lo estás escribiendo a un amigo o a alguien de tu familia, explicando no sólo a dónde fuiste y lo que comiste sino también cómo te sentiste. Buena parte de las conversaciones se basan en recordar eventos y emociones, así que es un buen ejercicio diario para emplear vocabulario

Empieza a cantar canciones

Imagina la letra de tu canción favorita. ¿Es más fácil recordar ese vocabulario si son exclusivamente palabras sin música, o te resultaría más sencillo de recordar cuando hay una melodía para cantar? Aprender canciones escritas en otro idioma ayuda a la retención de nuevas palabras, porque letra y la melodía se recuerdan fácilmente. Otro de los beneficios de las letras es que normalmente son simples, por lo que no es ni mucho menos un ejercicio tedioso para estudiarlas.

Habla contigo mismo en otro idioma

No se trata de que la gente piense que te has vuelto loco. Simplemente es que te conviertas en tu propio compañero de intercambio de idioma, hablando (o pensando) contigo mismo en ese idioma en lugar del materno. Cuando vayas por la calle, describe lo que ves. Cuando pidas algo en un restaurante, imagina lo que dirías si tuvieras que pedir exactamente lo mismo en inglés, alemán, etc. Al igual que llevar un diario, usar el idioma que estás aprendiendo en escenarios relevantes de tu vida diaria es esencial para recordar nuevo vocabulario.

Usar dispositivos mnemotécnicos

Los dispositivos mnemotécnicos ayudan a almacenar la información en trozos más pequeños, haciéndolos más fáciles de recordar. En el aprendizaje de nuevo vocabulario, esto se podría hacer mediante la asociación de una palabra con una imagen o una idea. Por ejemplo, al aprender la palabra “león”, nos podríamos imaginar un gato salvaje gigante mintiendo a la policía. Cuanto más extraña y cómica sea la imagen, más fácilmente lo recordaremos en el futuro. Si creas el recurso mnemotécnico correcto, serás incapaz de olvidar la palabra aunque quieras hacerlo.

En conclusión, la clave es la constancia y si sigues estos consejos podrás llegar con garantías a prepararte incluso un examen oficial del idioma que estés estudiando (inglés, alemán, etc). ¡Suerte y a practicar!

Recommended Posts

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD

ACEPTAR
Suscríbete a nuestra Newsletter
Recibe las últimas noticias de nuestro centro de formación
No volver a mostrar